Descripción de Bernarda Alba

Hemos trabajado en clases por grupos y cada uno ha obtenido una descripción física o psíquica de Bernarda, estos son los resultados de los dibujos que nos muestran la visión y perspectiva de cada grupo sobre la protagonista de La Casa de Bernarda Alba.

GRUPO 4:

Se trata de una mujer mayor, bajita y que, a pesar de su avanzada edad, cree que está perfectamente y que no necesita la ayuda de nadie para tomar sus propias decisiones. Para ella, lo más importante, no es ni que sus hijas se lleven bien, ni que tengan una buena vida. Ella intenta educarlas y quiere que vivan de una manera que no afecte a su reputación, es decir, lo más importante para ella es su honor, y no le importa nada más. Por eso, la podríamos considerar una mujer mandona pero, sobre todo, opresora.”

GRUPO 3:

Es una mujer de 60 años tiene siempre una expresión malhumorada en su cara arrugada. Tiene las cejas gruesas y una mirada fría, calculadora y cruel. Viste de negro, con la cabeza cubierta, y se apoya en un bastón de madera.Es una mujer que intenta ser fuerte y poderosa.Para ella el honor lo es todo y sería capaz de hacer cualquier cosa por quedar bien ante sus conocidos. Priva a sus hijas de toda libertad, se porta con ellas como una tirana más que como una madre”

GRUPO 2:

La mujer que vamos a describir recibe el nombre de Bernarda ,esta mujer tenía 60 años de edad.Tuvo dos maridos , del primero tiene una hija llamada Angustias con 39 años de edad.Esta es la heredera de la gran fortuna que poseía su padre muerto, después se casó con su segundo marido y tuvieron cuatro hijas:Martirio, Magdalena, Adela y Amelia. En la lectura observamos que tiene un carácter frío, calculador, controlador y mostraba gran interés por lo que pensaba la gente que no pertenecía a su familia.”

GRUPO 1:

” Bernarda era una mujer mayor de 60 años. A esa edad su segundo marido había muerto, y a ella solo le quedaban sus cinco hijas. Su vida no fue muy afortunada que digamos, primero se casó con un hombre del cual tuvo la primera hija, Angustias. Pasados unos años ella se separó y se casó con el segundo marido, del cual tuvo cuatro hijas más, Magdalena, Amelia, Martirio y Adela. A ninguna de las cinco dejaba salir de casa y comunicarse con los demás, y más aún tener novio. Así que a pesar de los años que pasaban (y la mayor llegó a tener ya los 39 años) Bernarda nunca dejó a ninguna que se casara con ningún hombre. Suponemos que estaba siempre de muy mal humor y no dejaba que sus hijas tuvieran vida social porque ya que la suya no salió del todo bien, no quería que sus hijas entraran en este mundo tan cruel y lleno de maldad, que esa era la opinión de Bernarda. Su amargura finalmente le llevó a cometer actos que perjudicaron gravemente a la vida de sus cinco hijas. “

http://issuu.com/fecla.wordpress.com/docs/libro_dibujos_bernarda_alba?e=2159902/11005111

Anuncios